Imagen utilizada con permiso de la artista Katie M. Berggren.

Seguridad del Parto en Casa, Por Emilio Santos Leal



Por: Emilio Santos Leal, Médico Ginecólogo
Madrid, Abril 2011

Estamos acostumbrados a considerar los metaanálisis como el máximo nivel de evidencia. Pero esto sólo es cierto si los estudios que el metaanálisis recoge son de alto grado de evidencia, es decir, aleatorizados. Si un metaanálisis, por el contrario, se basa en estudios de cohortes, la interpretación de los resultados debe hacerse con más cuidado. 
Existe un metaanálisis sobre el parto en casa. Obviamente los estudios que contiene son no aleatorizados pues hoy por hoy no existen mujeres dispuestas a ofrecerse para un estudio mediante el cual, al azar se las asigne el parto en casa o en el hospital. Es el metaanálisis "Vax JR, Lucas FL, Lamont M, et al. Maternal and newborn outcomes in planned home birth vs planned hospital births: a metaanalysis. Am J Obstet Gynecol 2010; 203:243.e1-8". Este metaanálisis ha confirmado lo que todos los estudios anteriormente venían ya diciendo: que la mortalidad perinatal y materna es igual en partos en casa que en el hospital. Solo que esta vez lo dice con poder estadístico: nada menos que medio millón de partos han participado; y murió uno de cada 1400 bebés en partos planificados en casa y uno de cada 1200 en el hospital; estadísticamente similar.

No es razonable pensar que existan factores de confusión para este resultado pues la variable de resultado (muertes en el parto) es bastante cercana en el tiempo a la variable que se estudia (lugar del parto).

Pero los autores analizan también la mortalidad neonatal (hasta los 28 días desde el nacimiento), que resulta apreciablemente mayor en los partos en casa. Y concluyen que el parto en casa es menos seguro. Cometen el error (¿quizá deliberado?) de no mencionar nada sobre los posibles factores de confusión. Y hay un factor de confusión aquí obvio: al no ser estudios aleatorizados, puede haber tendencias de comportamiento diferentes entre las familias que eligen el parto en casa y las que eligen el parto en el hospital. Y casi seguro que ocurre que las familias que eligen parto en casas tienen más reticencia a acudir a un centro médico o a tomar algún tipo de medidas si un bebé sufre cosas como pérdida de peso, letargia, cianosis, rechazo de la succión, taquipnea, dejar de llorar, no despertarse, distensión abdominal, apnea, diarrea, fiebre, vómitos, convulsiones, falta de perfusión sanguínea, hipotermia, llanto muy agudo, llanto excesivo, irritabilidad, dificultad para respirar, etc. Una diferencia en mortalidad neonatal, al igual que una diferencia en mortalidad en el niño mayor puede bien ser debida a diferencias en las tendencias de las familias y no al parto en sí. Los que atendemos partos en casa, ante este resultado, debemos supervisar que tras el nacimiento haya una correcta vigilancia, sobre todo, de la ganancia de peso en las primeras semanas.

El estudio, lo único que demuestra, una vez más, pero esta vez con más potencia estadística, es que la mortalidad perinatal y materna es similar en el parto en casa y en el hospitalario.


Emilio Santos Leal, Médico Ginecólogo
Madrid, Abril 2011

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...