Beneficios del Masaje y Digitopuntura Infantil

 Por: María Angélica Kotliarenco

En 1976 Vimala Schneider Mc Clure introduce el masaje infantil en Estados Unidos incorporando la experiencia de la India, el masaje sueco, yoga y reflexología, en 1977-1978 se publica el libro “Infant Masage, a Handbook for Loving Parents”. En 1986 se funda la Asociación Americana de Masaje infantil y el mismo año se crea la Asociación Internacional de Masaje Infantil en Dinamarca.
La misión de estas asociaciones ha sido promover el tacto y la comunicación nutritivos entre madres y niños a través del entrenamiento, educación e investigación. El masaje infantil es una tradición parental nacida en la India y ha sido respaldado por investigaciones médicas. El masaje ha mostrado tener beneficios como:  
¥       Incrementar el desarrollo neurológico y muscular
¥       Mejorar la circulación
¥       Impulsar el desarrollo de los óganos de los sentidos.
 Diversos estudios (Scafidi,, Field, y Schanberg, S.M., 1990; Scadifi, et al. 1993; Field, Seligman,Scafidy y Scahnberg, 1996 en Olivares y Undurraga, 2002) muestran que habiendo aplicado masaje entre tres y quince minutos por un periodo de 10 a 20 días se logró que niños prematuros aumentaran 21% de su peso por día y fueran dados de alta cinco días antes que el grupo control.
Otro grupo investigó sobre los resultados de la aplicación del masaje a niños entre 1 y 3 meses, hijos de madres adolescentes deprimidas de nivel socioeconómico bajo y solteras. Se observó que quienes recibieron masaje pasaban más tiempo despiertos, lloraban menos y tenían menores niveles de cortizol, ganaron más peso y eran más tranquilos y sociables.

Algunos estudios (Field, T. 1998), dan cuenta sobre el uso de la DIGITOPUNTURA, como la terapia de masaje que permite mejorar la evolución clínica de diversas condiciones. Entre éstas, se incluyen:
¥       El crecimiento y el desarrollo de los bebés prematuros
¥       La disminución del dolor físico
¥       El aumento de la capacidad atencional
¥       La disminución de la depresión
¥       La estimulación de la función inmune.

Se proponen posibles mecanismos subyacentes para los efectos de la terapia de masaje en cada una de estas condiciones. Al parecer, el efecto general proviene de la estimulación de los receptores de presión y el resultante aumento de la
actividad vagal y del hecho de hacer que la fisiología sea más lenta, la que, a su vez, facilita un estado conductual más relajado, produce una disminución en las hormonas del estrés, más específicamente el cortizol libre, y un aumento de la función inmune, especialmente en las células dañinas. También, se ha observado un mayor aumento de peso en diversos estudios realizados en bebés prematuros que reciben terapia de masaje, incluidos aquellos que han estado expuestos a la cocaína (Wheeden et al. 1993) y al VIH (Scafidi et al. 1996). En dichos estudios,  se utilizó el masaje sueco con algo de presión. A pesar de que los bebés, especialmente los prematuros, parecen ser frágiles, se necesitó un poco de presión para que el masaje fuera efectivo. En la revisión de la información existente sobre masajes para bebés, se destaca, por ejemplo, aquellos en los que se usaron fricciones suaves, no presentaron aumento de peso, mientras que en los que se usó fricción con cierta presión sí presentaron aumento de peso (Scafidi et al. , 1986). El elemento de presión resultó ser necesario en la digitopuntura para
influir positivamente en el aumento de peso. A pesar de que las investigaciones sobre masajes a bebés son limitadas, los terapeutas consideran que el masaje:

¥       Reduce el estrés frente a procedimientos dolorosos, como las inoculaciones
¥       Reduce el dolor relacionado con la dentición, constipación y cólicos
¥       Ayuda a inducir el sueño
¥       Hace que los padres (que generalmente son los masajistas) "se sientan bien" mientras le aplican masaje a sus bebés
¥       Facilita la creación de lazos padre-hijo y el desarrollo de relaciones cálidas y positivas (Auckett, 1981).


Se realizó un estudio entre 40 bebés de término de uno a tres meses de edad, hijos de madres adolescentes, y a un grupo se le aplicó masaje y a otro, se le meció por 15 minutos durante 12 días en un período de 6 semanas. Los resultados mostraron que los bebés que recibieron masaje en comparación con los que se meció: (1) pasaban despiertos más tiempo y en estado de alerta activos; (2) lloraban menos; (3) tenían menores niveles salivales de cortizol, lo que
indicaba niveles más bajos de estrés y (4) luego de la sesión de masaje (opuestamente a los que se meció), pasaban menos tiempo en un estado activo y despiertos y más tiempo en estado de sueño, lo que indica que el masaje puede ser más efectivo que el mecer para inducir el sueño (Field, Grizzle, Scafidi, Abrams & Richardson, 1996a).

Por otra parte, los análisis de los efectos a largo plazo (Field et al; 1996) demostraron que al final del período de tratamiento de 6 semanas, los bebés que recibieron masaje:
(1)     Aumentaban más de peso;
(2)    Mejoraban las dimensiones emocionales, la sociabilidad y la realidad;
(3)    Mostraron mejores conductas de interacción frente al otro;
(4)    Disminuyeron sus hormonas urinarias del estrés (cortisol) y las catecolaminas (norepinefrina, epinefrina)
(5)   Aumentaron sus niveles de serotonina.

Es sorprendente que las intervenciones relativamente a corto plazo en diversos estudios tiene aparentemente efectos positivos en los procesos fisiológicos que supuestamente son difíciles de cambiar. Al parecer, esto ocurre porque la estimulación táctil y de presión tiene un efecto importante en los sistemas nervioso central y autónomo.
Por esa razón, se esperaría que cualquier terapia de digitopuntura a largo plazo afecte positivamente el curso del desarrollo físico, cognitivo y emocional de los bebés y niños. (Filed, T. 1998).

Extraído de: SALUD MENTAL EMBARAZADAS Y APEGO
María Angélica Kotliarenco. FONDECYT 2003

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...