Imagen utilizada con permiso de la artista Katie M. Berggren.

Bebés Descalzos: Explorando el mundo a mis Pies


¿Necesitan zapatos los bebés?
Con un poco de sentido común podemos notar que unos piecitos tiernos y suaves, que aún no caminan no necesitan ser calzados con zapatos rígidos (En lugares fríos pueden cubrirse los pies con el fin solamente de abrigar y en ese caso pueden utilizarse “calcetines” de materiales nobles como la lana y el algodón) Existen algunos profesionales de la salud respetuosos del desarrollo de los bebés que hablan que el calzar precozmente a un bebé NO SÓLO ES INNECESARIO, sino que podría ser perjudicial en su desarrollo psicomotor y neuronal, privándolo de un gran fuente de estimulación a través de sus pies.

A continuación les compartimos un extracto-resumen del artículo: Podología preventiva: niños descalzos igual a niños más inteligentes de Isabel Gentil García, quien es Profesora Titular de la Universidad Complutense de Madrid en España.

“En la actualidad hay una tendencia a calzar a los niños precozmente. Existen calzados denominados calzado para preandantes y calzado para gateo. En este artículo se pretende ofrecer argumentos científicos que justifiquen la necesidad dedejar descalzos los pies de los bebés no andantes. Encontramos que el movimiento físico y el estimulo sensorial del bebé a través de los pies descalzos es factor de aceleración de maduración, del desarrollo propioceptivo y del desarrollo intelectual del bebé.


En el niño preandante, característica principal de esta etapa de desarrollo cognitivo es la superioridad de lo sensorial y lo motor sobre cualquier otro aspecto.
A los 7-8 meses, que es cuando los niños manipulan sus pies con las manos o con la boca están aportando un importante estímulo para el desarrollo sensorial.
No debemos reprimir la sensibilidad táctil de los pies calzándoles, pues informan del mundo exterior, transmitiendo sensaciones de temperatura, texturas...que favorecen el desarrollo psicomotor del niño, sino cuidar y potenciar la libertad de los movimientos de los dedos y de los pies; a estas edades los dedos, como órgano táctil, se mueven mucho.
En la primera infancia el juego que predomina es un juego motor, jugando con su cuerpo e individual. Juega con sus pies y ello es estimulante del desarrollo, pues permite la maduración del sistema nervioso estimulando la mielinización de las dendritas y favorece el control neuromuscular, el desarrollo intelectual y las habilidades sociales. El movimiento físico del bebé es factor de aceleración de ciertas formas de maduración por el estímulo de mielinización.
Es necesario que la planta del pie en el niño se ponga en contacto con superficies irregulares a fin de estimular las sensaciones cinestésicas y los reflejos posturales. El niño necesita el estímulo táctil, de presiones, de irregularidades del terreno para desarrollar la propiocepción, mejorar la posición de articulaciones y reforzar la musculatura.
El calzado denominado preandante o el calzado para el gateo, no tiene justificación para su uso, impide recibir sensaciones, además añade un peso excesivo a los pies impidiendo hacer lo que necesitan, esto es, moverse y además el niño se lesiona al golpearse las piernas con ese calzado. El movimiento de autodefensa que utilizan los niños de descalzarse en cuanto pueden tiene mayor significado que el que aparentemente interpretábamos.
No debemos poner impedimentos al desarrollo propioceptivo, neuromuscular e intelectual del niño encerrando sus pies en un calzado que no necesita, al contrario se deberá estimular a los niños a disfrutar de su cuerpo y de su motricidad con los pies descalzos” .

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...