Imagen utilizada con permiso de la artista Katie M. Berggren.

Cesárea Respetada

Cuando una cesárea debe ocurrir por motivos necesarios, oportunos y  realmente justificados (esto no debiera pasar en más de un 15% de los nacimientos de acuerdo a las recomendaciones de la OMS)  es que esta intervención puede salvar la vida de la madre y del bebé por nacer. Cuando una cesárea se hace inminente debemos recordar siempre que es también el nacimiento de nuestro bebé, por lo cual no debemos descuidar los aspectos necesarios para que sea en un ambiente respetuoso. A continuación  compartimos un extracto de Ibone Olza, de su libro ¿Nacer por Cesárea? en el cual da algunas recomendaciones para una cesárea respetada.




Cesárea Respetuosa
Por: Ibone Olza 



Explica a tu medico, con detalle, tu anhelo de que si necesitas una cesárea, esta sea absolutamente respetuosa contigo y tu bebe. Puedes hablar con los médicos sobre tus deseos respecto al tipo de anestesia, sutura, atención al bebe una vez que nazca, fotos o videos durante la intervención, etcétera. Explícaselo a los que te atienden, diles que recordarás ese momento toda tu vida y que quieres ser tratada con respeto y alegría



Pídeles que no hablen de ninguna otra cosa que no sea del nacimiento de tu hijo y que te expliquen lo que sucede en cada instante.

Puedes solicitar unos momentos antes de empezar, para meditar o rezar a solas o con tu pareja.
Habla con tu bebe, explícale lo que va a suceder; esto le permitirá estar mas tranquilo y confiar en ti.
Explícales a todos que necesitarás muestras de cariño: ¡tienes derecho a sentir miedo! Si necesitas que alguien sujete tu mano, acaricie tu pelo o te hable en voz baja durante la intervención porque así estarás mas tranquila, hazlo saber.
La mayoría de las veces, la intervención se puede realizar con anestesia epidural.
Además, no hay ningún motivo real para que el padre o algún familiar no acompañen a la madre. Algunas mujeres han tenido también la compañía de una partera, que les da apoyo emocional durante la intervención y recuerda a los profesionales cuales son los deseos de la madre.
Cuando es preciso utilizar la anestesia general, aun es mas importante la presencia del padre en el nacimiento: así el podrá recibir al bebé y contar los detalles de la intervención a la madre.
Puedes solicitar que todos los goteros e instrumentos te sean colocados en un solo brazo, lo que te permitirá tener el otro brazo libre para abrazar a tu bebe y darle de mamar.
Puedes pedir que bajen la sábana que aísla el campo operatorio, en el momento en que sale tu bebe para poderlo ver.
En ese instante en que nace, puedes pedir que todos callen, para que lo primero que escuche sea tu voz y la de su padre, y, con ayuda, lo puedes abrazar inmediatamente.
Algunas mujeres han amamantado incluso mientras les cosían la herida de la cesárea. No hay ningún inconveniente y todo son ventajas: la lactancia favorece que el útero deje de sangrar antes y dar de mamar 
en la primera hora del nacimiento, asegura que la lactancia no se verá 

afectada por las rutinas que implica la recuperación de la cesárea.
Después de la cesárea, mientras estas en la clínica, permanece largos ratos con tu bebe, piel con piel, sobre tu pecho desnudo. Es una experiencia reparadora y te ayudará a sentirte mejor!
Mantén tu poder de decisión y tu responsabilidad. Aun siendo cesárea, tu nacimiento es tuyo y de tu bebe.




Ibone Olza, del libro ¿Nacer por cesárea?.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...