Imagen utilizada con permiso de la artista Katie M. Berggren.

Vientre de Tierra: Cataplasma de Arcilla durante la Gestación


Paz & Lua , cataplasma de arcilla en LemuLawen  

La arcilla tiene múltiples propiedades medicinales.
Los usos medicinales de la arcilla los podemos encontrar en diversas medicinas ancestrales, así como también en grandes sanadores y médicos de la historia.
Dentro de la Naturopatía Alemana moderna encontramos múltiples aportes de Kneipp, Kuhn y Felke en cuanto al uso terapeutico de la arcilla, y en nuestro país siguiendo la línea naturista tenemos el legado de Manuel Lezaeta quien contribuyó enormemente a revalorar el uso de la arcilla en los tratamientos naturales. 

Durante la gestación podemos encontrar un momento de conexión con nuestro bebé a través del contacto con la Tierra, además de beneficiarnos de los innumerables beneficios de una cataplasma de arcilla en nuestro vientre. Las cataplasmas de arcilla en el  vientre son muy beneficiosas al final del embarazo, así como también en el post-parto
Además del vientre, aplicarlas en la región lumbar ayudan a sobrellevar de mejor forma los dolores de espalda asociados a la acomodación del bebé.

¿CÓMO SE HACE?
Se mezcla la arcilla con agua caliente (no hirviendo) y se hace una mezcla hasta que quede un barro
cremoso. Se aplica directamente en la piel del vientre, la zona lumbar y sacro, se puede envolver con una tela o dejar simplemente secar al aire libre. Se debe retirar con agua tibia antes de que se enfríe completamente y se seque. ASÍ DE SIMPLE

¿DÓNDE CONSEGUIR LA ARCILLA?
En tiendas donde venden productos naturales, así como en algunas farmacias homeopáticas venden arcilla para cataplasmas, colada y libre de grumos, sin embargo también puede utilizarse Tierra de nuestra propia casa (de preferencia de un lugar no muy expuesto a contaminación urbana) o de nuestro lugar de la naturaleza preferido. Toda tierra tiene algún porcentaje de arcilla, por lo que cualquier tierra que se nos haga amigable también sirve.

A continuación enumeramos las principales propiedades terapéuticas de la arcilla a nivel general.
Bactericida
La arcilla en contra de lo que pudiera parecer, actúa como uno de los más poderosos y perfectos desinfectantes (o bactericidas) que se conocen, ya que en lugar de actuar como los fármacos que ejercen su acción bactericida indiscriminadamente, la arcilla, húmeda actúa inhibiendo el desarrollo de los gérmenes patógenos y favoreciendo la regeneración celular, es decir actúa de una forma selectiva, por lo que permite curar, con asombrosa rapidez, ciertas llagas y úlceras, aplicada de forma de emplasto o cataplasma sobre ellas.

Cicratizante
Posee además un gran poder cicatrizante de la piel, la cual se cura sin dejar apenas señal, lo que se atribuye a su contenido en silicato de aluminio.
Poder de absorción
Debido a su porosidad posee un gran poder de absorción, lo que le permite absorber gran cantidad de calor, atrayendo hacia sí las toxinas acumuladas balo la piel, logrando de esta forma que sean expulsadas.
Estimulante de la función cutánea
Actúa también como estimulante de la función cutánea, hasta el punto de que no solo depura y sana la piel, sino que incluso favorece la fijación y destrucción del ácido úrico acumulado en el organismo y su eliminación a través de ella; de ahí los espectaculares efectos de los emplastos de arcilla.
Analgésica y desinflamatoria
Actúa así mismo como calmante de las zonas doloridas, y es especialmente útil en las inflamaciones cutáneas superficiales (golpes, picaduras de insectos, quemaduras, etc.) en las que actúa como refrescante, desinflamatoria, perdiéndose sus efectos a medida que se calienta.
Descongestionante
Además, actúa en las inflamaciones de los órganos internos, comportándose como descongestionante, capacidad esta que aumenta al irse calentando sobre la piel, o al aplicarla en forma de cataplasma caliente. Una vez seca y fría la cataplasma pierde su acción y hay que renovarla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...