Imagen utilizada con permiso de la artista Katie M. Berggren.

Parto en Casa e índices de Cesáreas

Parto en casa y cesáreas

La cesárea es una operación obstétrica que permite salvar vidas cuando la fisiología del parto no funciona adecuadamente. Sin embargo, resulta preocupante el uso abusivo e indiscriminado de esta operación quirúrgica en partos. En muchos de ellos esta intervención aporta más inconvenientes que ventajas tanto para la salud del bebé como de la madre.
¿Qué tasas de cesáreas se puede considerar adecuada?
Ana Pilar Betrán, investigadora en salud materno perinatal de la OMS explica que la tasa del 15% que se maneja como la máxima adecuada y que procede de esta organización, no es en realidad una recomendación “estrictamente oficial”. “Es cifra salió de una reunión técnica en 1985 y se publicó en la revista The Lancet. Se ha tomado como referencia desde entonces, pero las recomendaciones de la OMS pasan un proceso más estricto de revisiones”, dice. Oficial u oficiosa, lo cierto es que esa indicación de la OMS es la que sirve como referencia a la mayoría de los países desarrollados para saber si están practicando demasiadas cesáreas innecesarias: aquellas cuya práctica no aporta ningún beneficio ni a la madre ni al bebé.  [extraído de El País 24/03/2013]
En la comparación de la tasa de cesáreas en partos en casa (cesáreas que obviamente se realizan previo traslado a un centro hospitalario) con las de los partos hospitalarios podemos caer en un error. Los partos domiciliarios son, necesariamente, partos de bajo riesgo por lo que, previsiblemente su tasa de cesáreas será menor a la de un hospital que incluya partos de bajo riesgo y partos de riesgo. La pregunta pues habría que matizarla:
¿Qué tasa de cesáreas se puede considerar adecuada en partos de bajo riesgo? ¿El parto en casa está asociado a un menor número de cesáreas en ese tipo de partos?
Para responder a esta pregunta habría que acudir a estudios científicos donde se realice una valoración amplia de casos, se distingan los partos según el lugar donde estaba planificado que se realizara al inicio de los mismos (con independencia de donde terminen) y se centre exclusivamente en partos de bajo riesgo. ¿Tenemos este tipo de estudios?… sí, varios y de buena calidad.
Tomamos como referencia uno de los más recientes que cumple los requisitos anteriores. Se trata del estudio británico publicado por el British Medical Journal a finales de 2011: “Perinatal and maternal outcomes by planned place of birth for healthy women with low risk pregnancies: the Birthplace in England national prospective cohort study” BMJ 2011; 343 doi:http://dx.doi.org/10.1136/bmj.d7400 (se puede consultar una recensión sobre este artículo El Blog del Parto en Casa: “Inglaterra… que las mujeres elijan”1/12/2011)

El estudio se realizó sobre un total de 64.538 partos de bajo riesgo que fueron atendidos bien en unidades obstétricas de hospitales, en unidades gestionadas por matronas anexas a un hospital, en casas de partos atendidas por matronas o en domicilios particulares.
Los resultados del estudio con relación a las cesáreas fueron los siguientes
Lugar previsto para el parto al inicio del mismoTotal Partos registradosCesáreasTasa de Cesáreas
Unidad obstétrica hospitalaria19.6882.15811,0%
Unidades gestionadas por matronas anexas a un hospital16.690727 4,4%
Casas de partos gestionadas por matronas11.280405 3,6%
Domicilios particulares16.825458 2,7%
Fuente: Extraído de los datos de BMJ 2011;343:d7400 Tabla 4: Interventions for healthy women with low risk pregnancies by their planned place of birth at start of care in labour. 
Las cifras son elocuentes. Otros trabajos realizados en otros países con sistemas sanitarios desarrollados proporcionan cifras similares.
¿Qué pasa si en el desarrollo de un parto en casa es necesario practicar una cesárea?
La cesárea, al ser una cirugía abdominal mayor sólo se puede realizar en un quirófano adecuado para ello. En caso de que el profesional que atiende el parto detectara algun problema durante el parto se debe proceder al traslado, un plan de transporte que debe haberse previsto de antemano y que, sólo excepcionalmente, requiere realizarse en una ambulancia.
Mientras se produce el traslado el profesional cuenta con los conocimientos y los recursos para realizar una labor de contención de la situación. Hay que tener en cuenta que en partos de bajo riesgo la posibilidad de que se dé una situación obstétrica de urgencia sin que previamente haya manifestado síntoma alguno y que requiera una intervención en un tiempo inferior a una hora es extremadamente baja.
No hay diferencias significativas en mortalidad del bebé o la madre entre el parto hospitalario y el parto planificado en casa. Aunque el tiempo de respuesta ante una eventualidad en un parto domiciliario es mayor que el que se daría en un centro hospitalario, la probabilidad de que esta eventualidad ocurra es menor. En consecuencia, cuando se valora un número suficiente de casos y se cuenta con asistencia de un profesional sanitario atendiendo al parto los resultados finales para la salud de la madre y el bebé son mejores en los partos planificados en casa con relación los partos planificados en una unidad obstétrica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...