Imagen utilizada con permiso de la artista Katie M. Berggren.

Compartiendo: 1er Congreso Nacional de Educación en el Hogar. CHILE


1er Congreso Nacional de Educación en el Hogar.  GRATUITO en todas las actividades.

Fechas: Lunes 4 y Martes 5 de noviembre 2013.
 Desde las 09:00 hasta las 18:30 horas
 Auditorio de la Universidad de Los Lagos 
ubicada en República 517 Barrio Universitario.  Santiago.


Más información es inscripciones: congresonacionalhomeschool@gmail.com

Qué ocurre con el bebé que nace por cesárea. Por: Robin Lim

Qué ocurre con el bebé que nace por cesáreahttp://www.holistika.net/web/images/spacer.gif

Por: Robin Lim

Hace dos semanas recibí a dos bebés, una maravillosa niña y, unos días después, un niño. Esa semana nacieron aquí, en nuestra pequeña ciudad, un total de cinco bebés: dos a los que tuve el honor de recibir en sus hogares, y tres nacidos en el hospital.
Los tres que nacieron en el hospital están todavía en la Unidad de Cuidados Intensivos de Neonatología. A los tres se les separó de sus madres. Los tres nacieron por cesárea. Fue una semana dura.


Uno de los bebés nacidos en casa tuvo una suave entrada en nuestro mundo, sin una arruga. El otro tuvo una distocia de hombros durante siete minutos; después de tres minutos y medio de reanimación, se agarró a la vida y salió adelante. En ningún momento se ha separado de su madre; su lactancia ha sido maravillosa, ininterrumpida y muy gratificante para él.
Desearía poder decir que los tres bebés que nacieron en el hospital también van bien. La mayor parte de mi vida la he pasado en Asia, trabajando como comadrona; allí tuve la oportunidad de asistir a muchos nacimientos por cesárea. Algunas, innecesarias; otras, necesarias. La placenta previa y la rotura de la cicatriz de una cesárea anterior son cosas que me han hecho dar las gracias a Dios por la ciencia y la cirugía especializada.

¿Anemia Gestacional o una interpretación errónea?


Una gran cantidad de mujeres en gestación de todo el mundo son diagnosticadas de anemia gestacional recibiendo tratamiento médico, administración de suplementos de hierro e intensos cambios en su dieta. A continuación Michel Odent nos explica cómo en la mayor parte de los casos, estos diagnósticos están errados y realizdos sin conocer los cambios fisiológicos de la placenta.



"Tengo una tasa de hemoglobina de 9: ¿estoy anémica?"
Cuando una mujer presenta una concentración de hemoglobina entre 9.0, y 9.5 al final de su embarazo, tiene dos posibilidades. La mayoría de veces será que ha encontrado un profesional, sea comadrona o ginecólogo, que no está interesado en los estudios epidemiológicos y que cree que la deficiencia de hierro durante el embarazo puede ser detectada a través de la concentración de hemoglobina. Le dice a la paciente que está anémica y le receta pastillas de hierro. La paciente interpreta que algo no está bien en su cuerpo y debe ser corregido.
Otro caso sería, cuando la mujer embarazada con un valor similar de concentración de hemoglobina encuentra un profesional que está al día de los más importantes estudios epidemiológicos y que se interesa por la fisiología placentaria. Este profesional conoce el exahustivo y autorizado estudio realizado por un equipo londinense, sobre la relación existente entre la concentración de hemoglobina en sangre materna y los resultados de parto. (1)