De Gatos y Partos

"Viento del Bosque"
Por: Mahi,Carolina Barahona

El día en que nació mi hija Lilah, En medio de mi trabajo de parto,  comenzando a sentir las contracciones más intensamente tuve un encuentro muy profundo con nuestro gato llamado  “Viento del Bosque”
Salí un rato afuera de la casa a contemplar la naturaleza en tranquilidad y soledad... me tendí en una hamaca a mecerme al ritmo de cada contracción. De pronto veo a lo lejos al pequeño Viento del Bosque que venía corriendo raudamente hacia mi. Tenía menos de 2 meses de vida en ese entonces, y era un minino muy activo y  juguetón. Cada vez que alguien se mecía en la hamaca él saltaba, arañaba, rasguñaba, se colgaba con sus garritas, tiraba los hilos de la hamaca,  y hacía sentir sus ganas de jugar  fervientemente a quién estuviera encima. Con ese recuerdo, al verlo venir corriendo hacía mi en ese momento, cerré los ojos y me dije: “Oh nooooooo …” y me quedé con los ojos cerrados un instante esperando tener a mi gato dando vueltas encima mio.  Sin embargo para mi grata sorpresa, abrí los ojos y no lo vi...y algo muy bello sentí…
Estaba sentado bajo de mi en la hamaca,  muy tranquilo, con sus ojos cerrados ronroneando intensamente y moviendo acompasadamente su cabeza con cada ronroneo, en un estado de trance profundo. Así se quedó por largo  tiempo acompañando cada una de mis contracciones con su silencio, sus ronroneos y su vibración.
Apenas lo vi, sentí WOU!

Amor Parental con Limitaciones Por Alfie Kohn


Amor Parental con Limitaciones
Por Alfie Kohn

Artículo original del NEW YORK TIMES 15 de Septiembre 2009

Hace ya más de 50 años, Carl Rogers sugería que los ingredientes principales que hacen que la psicoterapia tenga éxito son tres: que el psicoterapeuta apueste por la autenticidad en lugar de esconderse tras una máscara de profesionalidad, que comprenda en profundidad los sentimientos de sus pacientes y, por último, que deje de lado los juicios de valor para expresar una “consideración positiva e incondicional” hacia aquellos a quienes pretende ayudar.
El último punto es de órdago, no sólo por su dificultad sino también porque la mera necesidad de que ello dice cómo fuimos educados. Rogers consideraba que los terapeutas han de aceptar a sus pacientes sin limitación alguna para que éstos puedan comenzar a aceptarse a sí mismos. Y el motivo por el que muchos han rechazado o reprimido partes de lo que son es porque sus padres pusieron “condiciones de valor” al educarlos: te quiero, pero sólo cuando te portas bien (o cuando sacas buenas notas, o cuando impresionas a otros adultos, o si estás en silencio, o si no engordas, o cuando eres respetuoso, o guapo. . .)
La repercusión que esto tiene es que querer a nuestros hijos deja de ser suficiente. Tenemos que amarlos incondicionalmente, por lo que son, no por lo que hagan.

Mitología de la Cesárea: Desde el útero al infierno y vuelta al mundo. Curando la herida de la cesárea



 Por: Jeannine Parvati Baker ©
Traducción de Ibone Olza

Desde que empezó a interesarme el tema, el parto ha pasado de ser básicamente una expresión activa de las mujeres a ser un acto médico mediante el cual se extrae al bebé. Cuando tuve mi primer hijo, la tasa de nacimientos por vía abdominal no superaba el 10%. A finales de los noventa, la tasa de cesáreas oscilaba entre el 20 y el 40%, dependiendo de si el hospital realiza docencia o no. Si es un hospital docente, la tasa de cesáreas suele ser más alta. ¿Qué es lo que estamos enseñando?
Mi reacción inicial al comprobar como se robaba el nacimiento a las familias para dárselo a los expertos fue la rabia, la indignación, y el enfado que me llevaron a querer hacer algo sobre la epidemia de cesáreas. Mezclada con estos sentimientos estaba mi creencia de que todo en esta tierra sirve para el crecimiento de las almas, todo, incluido las cesáreas. En mi deseo de cambiar la manera en que se hacían las cosas, estaba permitiendo que el problema siguiera igual. A nadie, y menos a una cultura, le gusta que le cambien desde fuera. A mi no me gusta nada que alguien intente cambiarme, y a los médicos tampoco les gusta que yo pretenda cambiar la obstetricia. De hecho, creo que la única persona a la que le gustan que le cambien es al bebé cuando tiene el pañal sucio.
No, antes de que yo pretenda cambiar a nadie, hay una pregunta que deberíamos hacernos. La pregunta es ¿de que puede servir el que haya una epidemia de cesáreas? La cesárea le sirve al alma del mundo de la siguiente forma. Las madres a las que se les hace una cesárea incian un viaje mítico. Para explicar este mito, o la dimensión transpersonal de la cesárea, les voy a contar una vieja historia. De hecho es un relato de la Antigua Babilonia. Cuando escuché esta leyenda, enseguida lo relacioné con la experencia psicológica de las mujeres que han tenido una cesárea. Escuchar el relato del descenso de Inanna a los Infiernos nos recuerda la dinámica emocional de las mujeres que han sufrido una cesárea. Podemos entender desde una perspectiva más amplia como puede cambiar el mundo a traves del viaje que realizan las mujeres en el parto, sea por el camino fácil o difícil, y ver el camino para la recuperación.

¡Va A Nacer Ya!: Partos Espontáneos En Lugares Inesperados

Por Mahi, Carolina Barahona
Todos hemos escuchado a lo menos alguna historia remota de un parto inesperado. Excepcionalmente algunos nacimientos ocurren espontáneamente en lugares que no han sido previstos ni planificados para parir, como es el caso de los nacimientos en el auto (camino a la clínica u hospital), en la puerta del hospital o de la clínica (antes de alcanzar a entrar), en la casa (sin haber planificado un parto en el hogar), en la calle y en diversas circunstancias y lugares fuera de lo común de manera muy rápida y simple. Usualmente cuándo esto ocurre suele haber mucho temor e incluso pánico en el ambiente que rodea a la mujer. Sin embargo debemos notar que normalmente si el nacimiento logró darse en esas circunstancias, es porque fue un parto espontáneo, rápido y fácil, por lo que debemos dejar el clima de pánico fuera para que la última fase del trabajo de parto – que es el alumbramiento de la placenta- pueda ocurrir en las mismas condiciones, y para ello la mujer, junto a su bebé necesitan principalmente abrigo, calor y nada que los distraiga del reconocimiento madre-bebé.

Michel Odent, suele referirse a este tema cuando habla sobre qué es lo que debemos saber las doulas dentro de los Primeros Auxilios Obstétricos, con una mirada desde la Salud Primal.
En palabras de Michel Odent:”Normalmente un parto que se dé en estas circunstancias es rápido y fácil. Por lo tanto probablemente no habrá que utilizar las manos. La principal preocupación que hay que tener es asegurarse de que ni la madre ni el bebé pasen frío.

Primeros Auxilios Obstétricos, Una mirada desde la Salud Primal. NUEVA CONFERENCIA DE MICHEL ODENT EN CHILE- ENERO 2014

Foto de Elena Heatherwick-Lammers
Querid@s Amigas, en especial a quienes están transitando el camino de Doulas, co-madres y compañeras de la maternidad, las invitamos a esta importante y desmitificadora charla sobre los PRIMEROS AUXILIOS OBSTÉTRICOS, con una mirada y revisión desde la mirada de la salud primal.
Tendrán la información precisa y los criterios básicos para saber  cuándo es realmente necesario intervenir en un nacimiento y cuando simplemente hay que dejarlo ser sin interferencias, ni manipulaciones ni perturbaciones de ningún tipo.

Esta conferencia está destinada a profesionales de la salud, doulas y toda persona interesada.
En lo personal no la recomiendo tanto para las mamás embarazadas.
Cómo dice Michel Odent:
"Una mujer embarazada no tiene que estar leyendo libros- y yo le agregaría ni asistiendo a charlas de primeros auxilios obstétricos! jiji- debiera estar mirarando la luna, cantandole a su bebé  y dedicarse a nutrir la vida en su vientre."

De todas formas si alguna mamá en gestación de todas formas quiere asistir que se comunique con nosotras a ecologiadelnacer@gmail.com

LES ESPERAMOS!

Pueden ver toda la información AQUI